Sentencian a Javier Duarte a 9 años de prisión

AGENCIAS

»»CIUDAD DE MÉXICO.-

Un Juez de control de la Ciudad de México sentenció a nueve años de pri­sión a Javier Duarte de Ochoa, exgo­bernador de Veracruz, y le impuso una multa de 58 mil 890 pesos, así como el decomiso de 40 bienes inmuebles que están a su nombre.

La sentencia se dio luego de que Duarte de Ochoa se declaró culpable de los delitos de lavado de dinero y aso­ciación delictuosa.

Durante una audiencia que se prolongó por cinco horas, Duarte de Ochoa recibió la noticia visiblemente complacido, luego de que la PGR le le­yó los cargos en su contra como líder de una red criminal que desvió al me­nos mil 670 millones de pesos del era­rio de Veracruz.

En punto de las 16:00 horas apare­ció en la sala de juicios orales del Reclu­sorio Norte, para la audiencia interme­dia del proceso que se le sigue por los dos delitos que la PGR le imputó.

El exgobernador de Veracruz tenía la barba crecida y el cabello recién cor­tado. Iba con una camisa color caqui, color reglamentario de los internos.

Al inicio de la audiencia, su aboga­do, Ricardo Sánchez Reyes-Retana, pi­dió al Juez de control Décimo Séptimo del Reclusorio Norte, Gerardo Moreno García, un proceso abreviado para su cliente.

Luego, los fiscales de la PGR inicia­ron con la exposición de las pruebas con las que buscan acreditar la res­ponsabilidad de Duarte de Ochoa en el lavado de mil 670 millones de pesos extraídos ilegalmente del erario de Ve­racruz.

El 23 de junio de 2017, durante la audiencia inicial, la PGR acusó a Duar­te de Ochoa de ser líder de una red cri­minal que, mediante un complejo en­tramado, desvió de recursos del erario de Veracruz, monto que podría llegar hasta 3 mil 148 millones de pesos.

Según la acusación, Duarte usó dos empresas clave (Consorcio Brades y Terra Urbanizadores), mismas que fue­ron fondeadas por 27 empresas facha­da y lavadoras de dinero.

Este miércoles, la PGR presentó las pruebas. Entre ellas, se encuen­tra el testimonio de cuatro amigos y exfuncionarios de la administración de Duarte de Ochoa, que lo señalan como quien orquestó una red de corrupción para desviar miles de millones de pe­sos de las arcas de Veracruz.

En la audiencia estaban, además de los fiscales de la PGR, funcionarios del Servicio de Administración Tributaria (SAT) de la Secretaria de Hacienda, quienes que también aportaron testi­moniales sobre los desvíos de recursos que realizó Duarte de Ochoa a través de las citadas empresas fantasma.

También se presentaron documen­tos públicos de la constitución de em­presas, estados de cuentas bancarias, incluso de instituciones ubicadas en el extranjero, escrituras públicas de em­presas.

Duarte de Ochoa fue detenido en  abril de 2017, en Guatemala, y ex­traditado a Méxi­co en julio de ese mismo año. Des­de entonces, per­manece preso en el Reclusorio Pre­ventivo Varonil Norte de la Ciu­dad de México.