Cuba y México países hermanos

Coordinación del Movimiento Istmeño en Solidaridad con Cuba

 El 7 de julio pasado se cumplió un año de la existencia del Comité Istmeño en Solidaridad con Cuba. Por Esta razón, se ha preparado un programa artístico-cultural, que contará con la participación de grandes artistas de nuestra amada región istmeña que se presentarán para conmemorar la gesta gloriosa del país hermano: Cuba.
Cuba y México son países hermanos donde la música y poesía, han jugado un papel importante:
A continuación, podrán visualizar el programa que se ha preparado, a efecto de conmemorar el próximo 26 de julio a las 10:30 hrs., en La Casa de la Cultura de Juchitán: “Lidxi Guenda Viani”.
“El Dúo Xavicende”, sin duda alguna, orgullo de Juchitán, interpretará Lágrimas Negras, Sabrosito Son, entre otras composiciones; Karen Daneida; connotada actriz y cantante salina-crucense, “La Shunca”, nos deleitará con dos temas, que retoma de Amara Portuondo, en su interpretación del Social Club Buena Vista. El Sr. Pedro Blas Amador, antiguo trabajador ferrocarrilero, de Juchitán, quien fuera compañero, amigo y camarada de Demetrio Vallejo (DEP) declamará dos poesías de Nicolás Guillén, Lucero Cabrera, acompañada en la guitarra por Isolda Cruz Ramírez, ambas de Ixtaltepec, nos complacerá con “Cantares de mi tierra”, de Saúl Martínez,  La misma Noche, de Chú Rasgado, y otras canciones. El Prof. Marcos López Rosado, de Ixtepec, nos explicará el porqué del “Día de la Rebeldía Nal. en Cuba”, y el Prof. Martimiano Antonio Cabrera, Srio. Gral. de la Del-69 perteneciente al SNRP, hará entrega de los reconocimientos a los y los participantes en tan importante y bello programa. La conducción del mismo estará a cargo de la Profra: Irasema Villaseñor Baygorria. De Salina Cruz Oax.
 
Hoy nos corresponde también defender nuestras identidades latinoamericanas que tienden a desaparecer con la  ideología neoliberal del primero yo, después yo y al último yo. La solidaridad es vital para los países latinoamericanos y del Caribe.
 
Desde “La Malagueña” de Ernesto Lecuona, gran compositor cubano, que influyó en nuestras “Malagueñas”; Ernesto Jorrín, el creador del Chachachá; “Cara de Foca”: Dámaso Pérez Prado, quien  introdujo el “Mambo” ritmo musical, cuyo estilo tan alegre y dominante en su momento,  aún hoy resuena en nuestras fiestas. “El bárbaro del Ritmo” Benny Moré, que también triunfó con su voz y estilo en nuestro país. O Ñico Saquito, autor de «María Cristina», «Me tenían amarrado lo pié», y muchas otras canciones, rumba, guaracha, guaguancó…fueron una pléyade de artistas musicales. Porque han de saber, que en aquella época de los “40”as y cincuentas, LOS ARTISTAS CUBANOS DEBÍAN TRIUNFAR EN México para ser considerados allá como triunfadores.
El género musical que nos hermanó de manera más fuerte, fue el  bolero. Recibimos con los brazos abiertos al mismo y lo trabajaron nuestros compositores de forma exitosa. Durante varias décadas siguió superviviendo: México y Cuba, han sido los máximos exponentes de éste género; Pedro Junco, fue el compositor cubano  de “Nosotros”, el bolero más escuchado, en todo el mundo.
Los famosos y bellos bambucos entraron de Cuba por Yucatán, influyendo con fuerza por su gran belleza; y al Istmo nos llegó de manera central con Saúl Martínez.
 Las canciones de la llamada en su entonces “Nueva Trova”, donde Amauri Pérez, Silvio Rodríguez y Pablo Milanés, serían los principales líderes de este movimiento musical, aún existente; la Sonora Matancera, cuyos cantantes fueron de época: Bienvenido Granda, Celia Cruz, Celio González, y el porto-riqueño: Daniel Santos, quien por cierto, participó en la entrada triunfal de los “barbones” al triunfo de la revolución cubana.
Los objetivos y la finalidad del Comité y pretenso Movimiento Istmeño de Solidaridad con Cuba; en lo central es continuar y extender los lazos de solidaridad con la hermana república, así como demandar en los foros necesarios el alto al criminal bloqueo económico, político y comercial de que son objeto por parte de los E.E.U.U., desde la década de los sesentas. Recordemos que México fue el único país de América latina que no rompió relaciones con Cuba, aplicando con ello, la autodeterminación de los pueblos. Hasta que el expdte. Fox, rompió los lazos que tantos años nos unieron.
 
La solidaridad mutua, el “tequio” en la región ístmica es ancestral y ha servido a manera de sobrevivencia y resistencia, hoy tiende a desaparecer en egoísmo atroz, disfrazado de múltiples formas. En la provincia cubana, la ayuda mutua existe y al no haber distinción entre el trabajo intelectual y manual, un maestro, médico o ingeniero, cualquiera, realiza también trabajos de carpintería, albañilería, campesino, y ayuda a sus vecinos y amigos, como el “tequio” nuestro”, así el cariño y afecto para continuar la existencia misma es más sincera, afectuosa  y honesta, son valores a reflexionar y reaprender tal vez.