Crea ideas, impacta empresas y consigue tu trabajo ideal

¿Quieres que te contraten?

¡Hola! ¿Alguna vez te has sentido atrapado en la búsqueda de empleo, esperando a que lleguen las ofertas perfectas a tu puerta? Yo también he estado en esa situación, y déjame decirte, no es nada divertido.

Pero una cosa que aprendí es que puedes tomar las riendas de tu destino laboral y crear tus propias oportunidades. ¿Suena interesante, verdad? Pues sigue leyendo, que te cuento cómo lo hice yo y cómo tú también puedes hacerlo.

El concepto es simple, partes de una idea, creas un concepto, evalúas la implementación y el éxito, por último lo presentas a una empresa. El éxito depende de que la idea impacte de manera positiva a la empresa donde presentas tu proyecto, y con ello solicites el empleo para poder implementar el proyecto.

Crea ideas, impacta empresas y consigue tu trabajo ideal

Como conseguir un empleo siendo proactivo

Primero, quiero hablarte de lo importante que es definir tus objetivos profesionales. Recuerdo cuando recién me gradué, no tenía idea clara de hacia dónde quería dirigir mi carrera. Fue un periodo de mucha exploración.

Me puse a investigar sobre diferentes sectores, empresas y roles que podrían ajustarse a mis habilidades e intereses. Pasaba horas en LinkedIn y en sitios de búsqueda de empleo, no solo viendo las ofertas, sino también analizando qué me gustaba y qué no. Este ejercicio me ayudó a aclarar mis objetivos y a enfocarme en lo que realmente quería.

La primera vez que conseguí un empleo, fue cuando descubrí que una empresa tenía problemas para controlar el flujo interno de herramientas. El problema surgía cuando el almacén las prestaba herramientas a sus trabajadores y al no tener un sistema definido, las herramientas no regresaban al almacén y en algunos casos se perdían.

Después de mucho pensarlo, se me ocurrió un sistema de código de barra, donde al salir la herramienta se escaneaba con un escáner de códigos QR y se le asignaba a la estación de la persona que se la llevaba. Esto permitía saber, qué estación la tenía, que persona la había solicitado, y algunos otros datos importantes.

Cuando presente el proyecto a la gerencia, les pareció que impactaba de manera positiva y me contrataron para echar el proyecto adelante. Luego de 4 meses conseguimos un sistema que era exitoso y me ofrecieron un puesto en el departamento de mejoras y desarrollo.

El éxito depende de la viabilidad de la idea

Hablando de networking, déjame contarte una anécdota. Asistí a un evento de la industria tecnológica que se celebraba en mi ciudad. Al principio, me sentía un poco intimidado, pero pronto me di cuenta de que todos estaban allí por la misma razón: conectar y aprender.

Conocí a varias personas que trabajaban en empresas que me interesaban y construí relaciones genuinas con ellas. De hecho, una de esas conexiones me llevó a una entrevista de trabajo semanas después. La clave está en ser auténtico y mostrar interés genuino en los demás.

Otra estrategia que me resultó muy útil fue investigar a fondo las empresas a las que quería postularme. Recuerdo una vez que estaba interesado en una startup en particular. Pasé horas leyendo sobre su cultura, valores y objetivos. Incluso investigué a los fundadores y a algunos empleados clave.

Cuando finalmente envié mi currículum y carta de presentación, me aseguré de demostrar que conocía bien la empresa y que estaba alineado con su visión. Y adivina qué, eso me consiguió una entrevista.

No te limites a esperar que las oportunidades lleguen a ti. Sé creativo y proactivo. Me di cuenta de que podía enviar correos electrónicos a empresas que me interesaban, aunque no tuvieran vacantes abiertas en ese momento.

No esperes que la oportunidad llegue a tu puerta

Propuse mis servicios como voluntario y participé en proyectos pro bono para ganar experiencia y demostrar mis habilidades. Recuerdo haber enviado un correo a una empresa de marketing digital ofreciendo ayudarles con su estrategia de redes sociales. Aunque no estaban contratando en ese momento, me ofrecieron un proyecto temporal, y esa experiencia fue invaluable.

Además, es crucial seguir desarrollando tus habilidades y conocimientos. Tomé varios cursos online y asistí a talleres y conferencias para mantenerme actualizado. No hay nada más atractivo para un empleador que un candidato que está al tanto de las últimas tendencias y tecnologías en su industria. Cada curso y cada libro que leí me hizo sentir más seguro y preparado.

Finalmente, no puedo enfatizar lo suficiente la importancia de no rendirse. La búsqueda de empleo puede ser larga y frustrante, pero mantener una actitud positiva y seguir trabajando duro es clave. Hubo momentos en los que sentí que no avanzaba, pero nunca dejé de aprender y crecer. Al final, todo ese esfuerzo valió la pena.

Así que, si estás en la búsqueda de empleo, te animo a que tomes el control y generes tus propias oportunidades. No esperes a que las cosas sucedan, haz que sucedan. Con un poco de esfuerzo y mucha determinación, estoy seguro de que podrás conseguir el trabajo de tus sueños. ¡Buena suerte!